Estándares de belleza, un riesgo para la autoestima

Los estereotipos de belleza y tallas son un un riesgo para la autoestima. Ningún extremo es conveniente y no vale la pena obsesionarse comparándonos con los demás.

9 MAR 2017 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

Contrario a lo que se puede creer a primera vista, el bullying asociado a problemas de peso se da tanto en casos de personas obesas como en los de personas muy delgadas.

La polémica sobre las tallas en ropa femenina se renueva constantemente. Sin ir muy lejos, hace algunos meses hubo un fuerte debate por la publicidad de una reconocida marca, que publicó una foto de un par de modelos delgadas acompañada del texto 'ama tus curvas'. Como era de esperarse, los comentarios de protesta y las burlas en las redes sociales reavivaron una molestia que lleva mucho tiempo latente y que pone en evidencia un problema social a gran escala: la tiranía de las tallas.

Quienes se enfurecieron alegaban que las modelos no tenían las curvas de las que hablaba el anuncio o que la imagen mostrada reforzaba la 'necesidad' de ser delgado para poder ser bello pero, ¿acaso burlarse de las personas por ser delgadas no es caer en el mismo error de criticar a un obeso? ¿Cuál es la diferencia?

love-your-curves-e1488355334324.jpg

Seguir al pie de la letra los estereotipos de belleza imperantes son un problema, porque quienes están tan pendientes del tema sufren por la deformación de su autoimagen al practicar una constante comparación.

¿Es cuestión de peso?

Contrario a lo que se puede creer a primera vista, el bullying asociado a problemas de peso se da tanto en casos de personas obesas como en los de personas muy delgadas. Basta ver los comentarios en las redes sociales para notar que, aunque es más común en casos de sobrepeso, las personas delgadas también son calificadas de formas despectivas y juzgadas por algo tan incontrolable como la contextura física.

Cuando el bullying empieza en casa

Si de por medio existen trastornos alimenticios como la bulimia o la anorexia, es vital buscar apoyo profesional para enfrentar el problema. Sin embargo en la sociedad de hoy cualquiera que se salga un poco de los estándares 'promedio' es un blanco potencial para las burlas y las críticas. No se trata entonces de un problema de peso sino del intento de hacer homogénea la sociedad, las razas y los cuerpos, cuando en la vida real todos somos diferentes y el concepto de belleza tiene sus matices.

tallas.jpg

¿Con qué filtro ves la belleza?

Para demostrar que existen variadas percepciones sobre la belleza en el mundo, la periodista y fotógrafa Esther Honig envió una foto de su torso a 25 países. En cada uno contactó a 40 personas que quisieran retocar su foto para "hacerla ver más linda". Recibió de vuelta 25 opciones totalmente diferentes entre sí. El proyecto, denominado 'Before and after' ha sido todo un éxito, porque se pudo comprobar que la belleza es el más relativo de los conceptos. Cada cultura define lo que es bello de acuerdo a sus propios parámetros.

Con las tallas pasa lo mismo, si el peso no es consecuencia de un desequilibrio o problema médico, no tiene por qué ser la herramienta para juzgar a otros ni juzgarte a ti mismo.

Autoaceptación

¿Cómo te sientes al mirarte al espejo? ¿te es más fácil reconocer tus defectos que tus virtudes? Tal vez estos estándares externos estén afectando la percepción que tienes de ti mismo.

La aceptación integral de uno mismo y de la apariencia personal, son aspectos fundamentales para tener una buena autoestima. Y es que como dice el reconocido psicólogo canadiense Albert Bandura: "Confiar en ti mismo no garantiza el éxito, pero no hacerlo garantiza el fracaso".

Una buena alternativa es dejar de usar a los otros, sus apariencias y opiniones, como espejos en los que te reflejes y mejor empezar valorar las cosas que te hacen un ser único. El coaching personal es una herramienta terapéutica que te ayuda a lograrlo.

shutterstock-409462321.jpg

Protege tu autoestima

Es realmente difícil impermeabilizarnos a los comentarios o prototipos externos, pero ser conscientes de que no deben ser lo que nos definan es un buen principio. La psicóloga Rosario Linares lo explica así:

nuestras figuras de referencia pueden darnos una valoración condicionada o incondicional, pueden aceptarnos tal y como somos o pueden transmitirnos que tenemos que cumplir sus expectativas para que nos otorguen su aprobación

Crecer y madurar hace parte del proceso de formación de nuestra autoestima pero aunque ya seamos adultos debemos estar alertas para que las polémicas y los estereotipos de tallas ideales no invadan los espacios que deben reservarse para el amor propio.

Algunos consejos prácticos para mejorar la autoestima

La próxima vez que te sientas tentado a señalar a alguien por su talla (incluyéndote), ten en mente el dicho popular de que "para los gustos, los colores".

PUBLICIDAD

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

Comentarios 1
  • sindy alvarenga

    Muy interesante el artículo :)

últimos artículos sobre autoestima