Guía para sobrevivir a la adolescencia de tu hijo

<strong>Artículo revisado</strong> por el

Artículo revisado por el Comité de Psicologos.com.co

Un adolescente puede ser un desafío para los padres, especialmente si están pasando por esa etapa por primera vez. Apunta estos consejos:

27 ago 2018 · Lectura: min.
Los adolescentes buscan su independencia y se puede interpretar por parte de sus padres como rebeldía.

La adolescencia es un período de ebullición y efervescencia para los jóvenes. Las hormonas suscitan cambios físicos y emocionales en el que, hasta hace unos años, fue tu dulce niño por lo que es probable que ahora no sepas cómo lidiar con la situación. Aquí te damos una serie de consejos para que la situación no sea tan complicada como parece y puedas 'sobrevivir' a la adolescencia de tu hijo.

Muchos adultos pueden llegar a tener una concepción algo negativa de lo que es la adolescencia. Sin embargo, pese a que puede ser un período conflictivo para la vida de un joven, es importante que como padre seas parte de la vida de tu hijo, o hija, para ayudarlo a madurar y convertirse en una persona centrada y definida.

Si crees que necesitas orientación experta para ayudar a atravesar esta etapa a tu hijo, no dudes en consultar nuestra lista de especialistas en psicología infantil y familiar.

Los inicios de la adolescencia

Ante todo, hay que definir cuándo tu pequeño ha entrado en la adolescencia. Esto puede ser difícil ya que no hay una edad exacta para esto y la etapa puede durar desde un par de años hasta cinco o seis. Para esto se debe separar claramente la pubertad de la adolescencia.

La pubertad se refiere a los cambios físicos que experimenta el joven y cuando se desarrollan las características sexuales adultas, como la barba, el vello público, los senos y el período menstrual, entre otros.

"La adolescencia representa una conmoción emocional interna , una lucha entre el deseo humano eterno a aferrarse al pasado y el igualmente poderoso deseo de seguir adelante con el futuro. (Louise J. Kaplan)"

Sin embargo, las señales de la adolescencia son un poco más difíciles de percibir. Tu pequeño, tan apegado en el pasado a sus padres, puede estar empezando a alejarse de papá y mamá para buscar ser más independientes. Otra señal es que cada vez le dan más importancia a su apariencia física y les importan cómo los ven los demás. Los adolescentes buscan también fuertemente su independencia y se puede interpretar por parte de sus padres como rebeldía.

shutterstock-287308562.jpg

Trata de ser empático y recuerda cuando tú mismo pasaste por esa etapa. Entérate de todo lo que puedas sobre la adolescencia, lee libros y navega la Internet. Prepárate para los altibajos emocionales de tu hijo y acompáñalo en esa montaña rusa.

Esta es una etapa donde puedes empezar a hablar de sexo con tu hijo. Es importante ya que es una época donde hay muchas preguntas sin respuestas y es mejor que lo aprendan de ti y no de algún amigo menos informado que él mismo. No lo satures de información, limítate a contestar las preguntas que te haga y enséñale libros donde se explique más del tema.

¿Qué son los trastornos mentales infantiles?

¿Qué más hacer por ellos?

Como ya lo has podido leer, es fundamental ser un apoyo para ellos y que sepan que cuentan contigo pese a que no quieran demostrarlo. Entre los consejos que brindan los expertos para ayudar a un hijo adolescente están:

  • Infórmate. Es importante que mantengas informado de los cambios y la evolución de los sentimientos, emociones, cuerpo y relaciones sociales de tu hijo adolescente. Esto no para interferir en su vida sino para que puedas darle opiniones informadas al respecto.
  • Evita los extremos. Trata de no prohibirle permanentemente cosas a tu hijo adolescente. Este tipo de posiciones extremas, como la protección excesiva y la obsesión por saber todo lo que él o ella hace, puede terminar siendo contraproducente. Lo mejor es actuar con flexibilidad y tolerancia.
  • Sé comprensivo. Trata de comprender por lo que está atravesando tu hijo. Comprende que, como en tu caso, está viviendo por un proceso donde está construyendo y definiendo su personalidad. Dale su lugar y espacio para crecer.
  • No discutas. En lugar de discutir por temas que son importantes y generar un resentimiento hacia ti por ejercer tu rol de padre, explica con vehemencia, pero sin llegar a reñir, sobre cómo ciertas prácticas, costumbres o diversiones pueden ir en contra de su salud, su sexualidad, su educación e incluso su seguridad.
  • Déjalo decidir. Permítele algo de independencia a tu hijo adolescente. Cédele, de a poco, mayores espacios de decisión, libertad y responsabilidad, pero dejándole claro que cada acto y acción tienen consecuencias, lo que debe tener en cuenta.

Ideas para que los niños aprendan a gestionar sus emociones

  • Comunícate. Intenta mantener abierto los canales de comunicación con tu hijo adolescente y hazle saber que siempre estarás disponible para hablar. Interésate por lo que te cuenta, demuéstrale paciencia e interés, ponte en su lugar para que llegues a conocerlo a fondo.
  • Respeto. Trata ante todo de respetar la intimidad de su hijo. No invadas su privacidad leyendo su diario, revisando su cuarto o husmeando en su celular o computadora. Si tu hijo adolescente va a salir, pídele la información relevante sobre la salida, pero no todos los detalles. Demuestra que confías en tu hijo, pero también hazle saber que, si rompe esa confianza, no disfrutará de tantas libertades.

shutterstock-636082544.jpg

Identifique señales de alarma

Los cambios son normales en esta etapa de tu hijo, pero debes estar atento para darte cuenta de cualquier situación irregular en su desarrollo. Los cambios demasiado drásticos en su forma de ser, en su personalidad o comportamiento pueden ser primeras señales de alarma para ti.

Cualquier comportamiento extraño que dure más de un mes y medio puede ser síntoma de un problema mucho más grave y que necesita ayuda profesional. Es totalmente normal que pasen por altibajos en sus notas o que pasen de ser extrovertidos a introvertidos, pero si estas situaciones se extienden, es preferible contactar con un psicólogo que te brinde orientación.

Otros de los elementos que debes tener en cuenta son:

  • Problemas de sueño.
  • Cambio repentino de amigos.
  • Faltar a clase continuamente.
  • Sacar peores notas.
  • Aumento o pérdida excesiva de peso.
  • Hablar o, incluso, bromear sobre el suicidio.
  • Indicios de que fuma, bebe alcohol o consume drogas.
  • Cambios rápidos y drásticos en su personalidad.
  • Problemas con la ley.
Psicólogos
Escrito por

Revisado: Sandra L. Mora

Deja tu comentario
Comentarios 1
  • Claudia soto zuleta

    Fuma, bebe y consume marihuana.