¿Te consideras un experto? Cuidado con el efecto Dunning-Kruger

Si has afirmado ser un experto en algún tema pero luego has descubierto que estabas lejos de serlo, quizás hayas sufrido del efecto Dunning-Kruger sin darte cuenta. Te explicamos qué es.

24 ABR 2017 · Lectura: min.

PUBLICIDAD

¿Es posible que mi propia incompetencia me vuelva inconsciente de mi propia incompetencia?

Las auto-percepciones a veces nos juegan malas pasadas. Muchos creen conocer a fondo un tema y en realidad saben poco, mientras otros menosprecian lo que saben. ¿Has pasado por esto?

Creerse muy competente y no serlo, o ser competente y no creerlo son distorsiones comunes y visibles en espacio como las redes sociales donde existe un gran eco de opiniones. El crecimiento de esos dos comportamientos ha llevado incluso a que se hable de ellos bajo el término del efecto Dunning-Kruger.

¿Cómo te percibes?

Si tienes dificultades para describirte, aceptarte o no crees que sean sinceros los halagos que otras personas te hacen, probablemente tengas una percepción imperfecta de tus propias capacidades.

Hablar del efecto Dunning-Kruger se relaciona con diversas confusiones en relacionadas esta 'miopía psicológica'. Un asunto serio que requiere de apoyo especial para que no se convierta en un tropiezo constante en la vida.

shutterstock-269752733.jpg

Orígenes

El nombre de este efecto tiene un trasfondo muy particular, que ejemplifica de manera muy sencilla a lo que se refiere:

McArthur Wheeler fue atrapado 1995 luego de una serie de robos a bancos a plena luz del día en la ciudad de Pittsburgh, Estados Unidos, de los que creía iba a salir invicto por llevar su rostro cubierto con zumo de limón. Convencido de que esta sustancia lo hacía invisible el ladrón no tuvo ninguna precaución al entrar a robar y sí se llevó una tremenda sorpresa cuando los policías lo arrestaron y le dijeron que sí era visible.

Increíblemente Wheeler creyó en algunos comentarios de amigos que le dijeron que el zumo de limón bastaba para que no lo vieran, y luego de ensayar su teoría tomándose fotos instantáneas con una polaroid, no pensó en que la molestia del cítrico lo llevaba a cerrar los ojos y a desviar la cámara cuando tomaba las fotos sino que creyó que no salía en ellas porque había descubierto la fórmula mágica.

Aunque la historia del ladrón parezca una fábula puede ser un comportamiento común, pues cerca de un año después luego de enterase de la curiosa noticia, el profesor de psicología social de la Universidad de Cornell, David Dunning se planteó la pregunta:

¿Es posible que mi propia incompetencia me vuelva inconsciente de mi propia incompetencia?

Usando como objeto de estudio a uno de sus mejores alumnos (Justin Kruger), el psicólogo desarrolló un test para averiguar qué tanta concordancia había entre las capacidades que creía tener y las verdaderas competencias. Al final la conclusión fue que entre más ignorante se creía de un tema era más apto, y entre más competente se creía era más ignorante.

Allí nació el nombre Dunning-Kruger, de un resultado que lo llevó a clasificar éste como efecto psicológico con sus propias características.

¿Cómo se evidencia el efecto Dunning-Kruger?

Si sospechas que te ha pasado examina la siguiente lista de rasgos visibles en quienes lo sufren:

  • Tienen dificultades para reconocer que no saben de algo.
  • No son conscientes de su incompetencia en ciertos temas o actividades.
  • Difícilmente reconocen las capacidades de otros.
  • Los califican como de 'mente cerrada' pues asumen posturas radicales y las presentan a los demás como verdades absolutas e incuestionables.

¿Te identificaste? Es difícil darnos cuenta de estas realidades, por eso lo más sano es buscar una visión equilibrada de nosotros mismos y de los demás a través del contraste que nos la duda. Ella nos sirve de filtro para no 'tragar entero' acerca de lo que nos digan o creamos y más bien ir con paso firme y crecer como individuos conscientes de sus fortalezas y debilidades.

shutterstock-363602234.jpg

El psicólogo David Dunning dice que las personas que desarrollan el efecto Dunning-Kruger "No solo llegan a conclusiones equivocadas y toman malas decisiones, sino que su competencia no les permite tomar conciencia de ello".

De todas formas eso no significa que no puedan cambiar. A través de la asesoría terapéutica pueden superar estas distorsiones y al hacerlo ser capaces de reconocer que las sufrían.

Ninguno es infalible y el ego puede enceguecernos a todos alguna vez en la vida y hacer que suframos del efecto. Es cuestión de notar que somos vulnerables a sus engaños y trabajar en evitarlos.

Recuerda que: La personalidad sí cambia con los años

PUBLICIDAD

Deja tu comentario

PUBLICIDAD

últimos artículos sobre autoestima